Cirujanos pediatras del Hospital Villa El Salvador salvan a bebé con el intestino alojado en el tórax

Un recién nacido tuvo que ser sometido a una operación de emergencia, debido a que sus intestinos se encontraban alojados en la zona del tórax, haciendo presión sobre otros órganos vitales. Gracias a la intervención de los cirujanos pediatras del Hospital de Emergencias Villa El Salvador (HEVES), lograron reorganizar los órganos internos y salvar la vida del bebé.

 

El primer síntoma se produjo inmediatamente después de nacer, ya que el pequeño presentaba una severa dificultad respiratoria. Al realizarle una radiografía de tórax los especialistas se sorprendieron al descubrir que su intestino se había desplazado hacia el tórax y estaba haciendo presión sobre sus pulmones.

 

Esta condición se produce debido a una hernia diafragmática, que consiste en un orificio que se genera en el músculo que divide el pecho del abdomen, creando un conducto por donde se pueden desplazar algunos órganos hacia el pecho. Debido a ello, los especialistas decidieron practicarle una cirugía llamada “toracoscopia” que duró aproximadamente 1 hora y gracias a la cual pudieron recolocar los órganos abdominales en la posición apropiada y reparar la abertura en el diafragma.

 

El recién nacido permaneció 5 días con asistencia respiratoria, luego de lo cual, los pulmones se recuperaron y se expandieron lo suficiente para cumplir sus funciones con normalidad. Gracias a la inmediata intervención y el trabajo multidisciplinario se pudo dar de alta al bebe, quien deberá tener controles por consultorios externos para evaluar su evolución.

 

Hernia diafragmática

Según los especialistas, esta es una patología poco frecuente, que afecta a uno de cada 400 mil recién nacidos anualmente, siendo un diagnóstico de urgencia en cirugía infantil. Esta rara anomalía ocurre mientras el bebé se está desarrollando en el útero y el diafragma no logra desarrollarse completamente. Debido a esto, los órganos abdominales como el estómago, el intestino delgado, el bazo, parte del hígado y el riñón pueden ocupar parte de la cavidad torácica.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram
Copy link
Powered by Social Snap